Entendida como una extensa foresta de instrumentos sociales, la Quinta Normal ofrece un panorama urbano inusualmente diverso y que actualmente se halla amenazado por las barreras que debilitan la unidad del parque. Este enjambre institucional está a la espera de operaciones de orden asociativo que restituyan las continuidades, a la vez que fortalezcan las potencialidades de cada entidad, comprometiéndola activamente con otras. El conjunto, que comprende piezas de la revolución industrial y la actualidad, se nos presenta como un set de instrumentos disonantes a la espera de nuevas formas de armonía; un espacio que invita a intereses y agendas igualmente diversas y personales. Se trata por lo tanto de un taller que aborda problemas disciplinares desde la riqueza de lo particular, proponiendo una aproximación desde el lugar hacia la selección del tema. A partir de un banco de datos proporcionado por el taller, los