Todo proyecto supone reglas —declaradas o implícitas, conscientes o inconscientes— para organizar la relación entre sus partes. Todo sistema regulatorio supone una comprensión articulada de un mundo. El curso busca identificar los supuestos regulatorios tras distintas teorías del proyecto de arquitectura. Se estudiarán conceptos propuestos por arquitectos a lo largo de la historia que describen los aspectos fundamentales de un proyecto, y a su vez prescriben una manera de organizarlo. El curso analizará el contenido ético y político de estas reglas, las distintas comprensiones de mundo que suponen, y los mecanismos operativos que permiten su aplicación en el proyecto.